cirugias

 
Circuncisión

Circuncisión

Procedimiento quirúrgico utilizado para la corrección de la fimosis, consiste en retirar la porción de piel estrecha del prepucio con el objeto de lograr que el glande se pueda exponer sin dificultad. Se lleva a cabo bajo anestesia general y de manera ambulatoria. Demora 1 hora aproximadamente.

 
Cistoscopia

Cistoscopia

Procedimiento diagnóstico que en los niños require de anestesia general. Para su realización se pasa a través de la uretra un sistema óptico muy delgado que progresa hasta la vejiga, permite tener visión de la anatomía del aparato urinario inferior (uretra y vejiga) lográndose así confirmar o descartar los problemas más frecuentes a ese nivel. Mediante el uso del cistoscopio se pueden realizar también procedimientos quirúrgicos como la ablación de Válvulas de la uretra posterior, Ureterocelotomía endoscópica y el retiro de catéteres “en doble jota” colocados en cirugías previas (pieloplastia, reimplante vésico-ureteral), entre otros.

 
Colocacion de catéter “EN DOBLE JOTA”

Colocacion de catéter “EN DOBLE JOTA”

El catéter “en doble jota” es un elemento que se utiliza con frecuencia en cirugía urológica. Es un tubo muy delgado (1 a 1.5 mm de diámetro), usualmente multiperforado y de longitud variable entre 10 y 18 cm. Cuando es colocado, uno de sus extremos queda alojado a nivel del riñón y el otro extremo a nivel de la vejiga, lo que significa que no es visible externamente. El objeto de estos catéteres es proteger el sitio de la cirugía mientras cicatrizan los tejidos. Las intervenciones en las que con mayor frecuencia son utilizados son: pieloplastia y reimplante vésico ureteral. El catéter “en doble jota” se retira por cistoscopia bajo anestesia general, 4-6 semanas después de la cirugía.

 
Corrección de Hipospadias

Corrección de Hipospadias

Los defectos hipospádicos se clasifican en distales y proximales. Los distales corresponden a aquello en que el meato uretral hipospádico (orificio a través del cual sale la orina en el pene) está localizado en el o cerca al glande y los proximales a aquellos en los que el meato hipospádico se encuentra cercano al escroto o por debajo del mismo (hipospadias perineal). La gran mayoría de veces el hipospadias distal se puede corregir con una sola cirugía. Después de la cirugía el paciente queda con una sonda un tiempo aproximado de 7 días. La situación es mucho más compleja en el hipospadias proximal. Algunas veces es posible solucionar el problema con una sola cirugía pero en otras es necesaria la realización de por lo menos dos intervenciones (corrección quirúrgica en dos tiempos). En el primer tiempo se arregla la curvatura del pene y se colocan injertos, bien sea del prepucio o de la mucosa oral, que van a conformar la nueva uretra. El meato uretral puede quedar aún más lejos de la posición que tenía antes de la cirugía. En el segundo tiempo, que se realiza unos 6 meses más tarde, se reconstruye la uretra hasta la punta del pene. Cada cirugía toma unas 3 horas y el paciente requiere de una hospitalización en promedio de 7 días. Se pretende que el resultado final sea un pene de aspecto normal, circuncidado.

 
Hidrocelectomia

Hidrocelectomia

Cirugía para la corrección del hidrocele. La mayoría de veces se practica después del año de edad. Se realiza a través de una incisión pequeña en la región inguinal. Se hace de manera ambulatoria, toma unos 40 minutos, anestesia general.

 
Manejo endoscopico del reflujo vésico-ureteral

Manejo endoscopico del reflujo vésico-ureteral

El niño con reflujo vésico-ureteral tiene diferentes opciones de manejo (antibióticos, cirugía abierta, manejo endoscópico). La elección depende de una serie de circunstancias (edad del paciente, género, severidad del reflujo). La decisión final deben tomarla el urólogo tratante y el grupo familiar, una vez éste conozca los pros y contras de cada una de las posibilidades. El objeto del manejo endoscópico es inyectar a nivel del orificio por el cual desemboca el uréter en la vejiga (meato ureteral) una sustancia (copolímero de dextranómero y ácido hialurónico) con el fin de reforzar el mecanismo de válvula que impide el regreso de la orina desde la vejiga hacia el uréter. Se realiza bajo anestesia general y es ambulatorio; tiene menor éxito que la cirugía abierta pero tiene a su favor que es mínimamente invasivo y con una baja tasa de complicaciones. Duración: unos 40 minutos.

 
Orquidopexia

Orquidopexia

Se denomina orquidopexia a la cirugía que se realiza para colocar el testículo no descendido en el escroto. Requiere de anestesia general y toma alrededor de 1 hora. El testículo no descendido puede ser o no palpable. Cuando es palpable se realiza una cirugía abierta en la que se hacen 2 incisiones pequeñas, una en la región inguinal y otra a nivel del escroto. Cuando el testículo es no palpable se realiza inicialmente una laparoscopia (mirar por dentro del abdomen con un sistema óptico muy delgado) para establecer si el testículo está o no dentro del abdomen; si es muy pequeño se procede a su extirpación (orquidectomía). Por el contrario si a la laparoscopia se encuentra un testículo de tamaño adecuado se procederá a su descenso al escroto (orquidopexia) en uno o dos tiempos quirúrgicos.

 
Pieloplastia

Pieloplastia

Algunas hidronefrosis son de manejo médico y otras requieren de cirugía. La decisión de cuándo es quirúrgico un niño con hidronefrosis depende del urólogo tratante. Se denomina Pieloplastia a la cirugía para la corrección de la hidronefrosis. Se realiza bajo anestesia general, tiene una duración de unas 3 horas y requiere de unos 4 días de hospitalización en promedio. Usualmente la herida quirúrgica es de unos 3 cm y queda por debajo de las costillas. A través de dicho abordaje se identifica la unión de la pelvis y el uréter, se retira la estrechez y se vuelven a unir las dos estructuras con puntos muy finos. Usualmente dejamos colocado un catéter “en doble jota” que se retira por cistoscopia 4-6 semanas después de la cirugía. Requiere de nueva anestesia general.

 
Reimplante vésico ureteral

Reimplante vésico ureteral

El reimplante vésico ureteral es la cirugía abierta que se realiza para corregir el reflujo vésico ureteral o la presencia de obstrucción a nivel de la llegada del uréter a la vejiga (megauréter obstructivo). El procedimiento consiste en reubicar (reimplantar) el uréter en la vejiga creando un mecanismo de válvula que evite el reflujo y elimine la obstrucción. Anestesia general. Duración: unas 3 horas. Hospitalización: de 3 a4 días. Con frecuencia dejamos para proteger la cirugía un catéter “en doble jota” en el lado afectado, que se retira por cistoscopia bajo anestesia general 4-6 semanas después de la primera intervención.

 
Varicocelectomía

Varicocelectomía

Es la corrección quirúrgica del varicocele. Se realiza a través de una pequeña incisión inguinal en la que se ligan los vasos venosos dilatados del cordón espermático. Procedimiento ambulatorio bajo anestesia general. Duración 1 hora.